Una carretera nunca tiene fin. ¿Por qué lo debería tener el placer de viajar? El nuevo Roadcar.